lunes, 3 de junio de 2013

LA COMPASIÓN NO SE PRACTICA






 
Lo primero que hay que recordar continuamente es que la compasión no puede ensayarse.
 

Es en este punto donde todos los seguidores de todos los grandes maestros religiosos se han equivocado.
 

Una compasión practicada es simplemente la misma pasión con un nuevo nombre.
 

Es la misma energía contaminada de deseo y de motivación corrupta y puede convertirse en algo muy peligroso para otras personas, porque en el nombre de la compasión puedes destruir, en el nombre de la compasión puedes crear esclavitud.
 

No es compasión, y si la practicas, estás siendo artificial, formal, de hecho, un hipócrita.
 

Buda alcanzó la compasión a través de la meditación;
ahora los budistas practican la compasión.
 

Jesús alcanzó la compasión a través de la meditación;
ahora los cristianos, los misioneros cristianos, practican el amor, la compasión, el servicio a la humanidad.
 

Pero su compasión ha demostrado ser una fuerza muy destructiva en el mundo:
su compasión sólo ha creado guerras, su compasión ha destrozado a millones de personas que han acabado en oscuros cautiverios.
 

La compasión te libera, te da libertad;
pero esa compasión tiene que llegar a través de la meditación, no hay otro modo.
 

Buda ha dicho que la compasión es un derivado, una consecuencia.
 

Tú no puedes acceder a una consecuencia directamente, tienes que actuar; tienes que producir la causa y le seguirá el efecto.
 

De modo que si realmente quieres entender en qué consiste la compasión tendrás que entender qué es la meditación.
 

Olvídate de la compasión, llega espontáneamente.
 

Intenta entender qué es la meditación.
 

La compasión se puede convertir en un criterio para ver si tu meditación es correcta o no.
 

Si la meditación ha sido correcta, inevitablemente llegará la compasión; es natural, le sigue como una sombra.
 

Si la meditación ha sido errónea, no le seguirá la compasión.
 

De ese modo la compasión puede funcionar como criterio para ver si la meditación ha sido realmente correcta o no.
 

Incluso la meditación puede ser incorrecta.
 
 
OSHO
 
 

No hay comentarios: