viernes, 11 de marzo de 2011

SOBRE LA MENTE DE FE DE SOSAN....





Justo antes de la muerte de Ramakrishna, cuando el médico

dijo: "Ya no puede seguir viviendo"

Su esposa, Sharda, empezó a llorar 

Y estas son las últimas palabras de Ramakrishna: 

"No llores, porque yo no voy a morir. Lo que el médico dice 

sólo tiene que ver con las ropas"


Ramakrishna, que murió de cáncer, dijo: 


"En lo que a mí concierne no tengo ningún cáncer. El cáncer 

es algo que concierne a las ropas. Así que acuérdate, cuando 

el médico diga que yo he muerto no le creas, créeme a mí; 


estaré vivo"



Y Sharda fue la única viuda en la India, en toda la historia de 

la India, que nunca enviudó; porque las viudas hindúes,

cuando sus maridos mueren, tienen que cambiar su estilo de

vida. No pueden usar ropas de color, porque el color se 


ha ido

de sus vidas 



No pueden usar ornamentos...  porque 



¿PARA QUIÉN?



Pero Sharda continuó igual que cuando Ramakrishna vivía 

Y la gente pensó que se había vuelto loca, venían y le decían: 

"Sharda deja ya tus ornamentos, en especial las pulseras...


¡Rómpelas! Eres una viuda"


Y ella se reía y decía: "¿A quién voy a creer, a vosotros o a

Ramakrishna? Porque él me dijo: "Sólo las ropas morirán,

no yo". Y yo estaba casada con él no con sus ropas. Así que, 

¿a quién debería escuchar, a vosotros o a Ramakrishna?"

Ella le hizo caso a Ramakrishna y siguió como una mujer 

casada hasta el final. Y vivió en éxtasis, porque al escucharle 

se transformó... 




SE DIÓ CUENTA DE UN HECHO... 

QUE EL CUERPO NO ES LO REAL




Ella continuó viviendo de la misma manera que había vivido

hasta entonces. Parecerá una locura porque, en este mundo

de locos donde se cree que las ropas son lo real, a alguien

que se comporta de una forma que contradiga esto se le

toma por loco...

Ella hacía la cama cada día, y por la noche iba a la habitación

de Ramakrishna y decía:  "Paramhansdev, venga, es la hora 

de acostarse"; aunque allí no había nadie...



Y preparaba la comida, cantando, tan feliz como siempre... 

Llamaba entonces a Ramakrishna: "Ven, Paramhansdev, la 


comida está lista"






Ella debe de haberse dado cuenta de algo... Y esto no ocurrió sólo un día, sino que duró durante años...



Este simple mensaje de Ramakrishna 



("SÓLO LAS ROPAS MORIRÁN, NO YO")...



La transformó en una mujer santa... Ella se convirtió, por sí misma...



En una persona iluminada... 





OSHO

No hay comentarios: